Nutrición infantil, la alimentación del bebé


Alimentacion del Bebe

Alimentacion del Bebe

La alimentación del bebé durante los primeros días

Después del parto sobrevienen muchos nuevos retos, el primero de ellos es acoplarte con el nuevo bebé y que él o ella se adapte a este nuevo ambiente. Como ya habrás escuchado los bebés comen cada tres horas, debido a que antes solo tomaban su alimento del cordón umbilical sin tener que pedirlo.

La elección de la alimentación

Muchas mujeres hoy en día deciden si desean o no amamantar a su bebé, esto es debido a diferentes mitos que existen, como la caída de los senos por dar pecho al niño; sin embargo y lo que nunca debe dejar de pasar por la mente es que es una forma de estar en contacto con el recién nacido, es una manera de crear un vínculo afectivo mucho mayor entre ambos, además te da la oportunidad de observarlo y acariciarlo. Otra opción es la de darle de comer con biberón dándole leche de fórmula, aunque será necesario tener toda la dotación de mamilas para darle de comer tan seguido.

Leche materna, un dulce sabor a mamá

Si la decisión de alimentar al bebé es con leche materna, debo decir que es una hermosa experiencia que se vivirá. Tiene sus incomodidades, puesto que, si se es una madre primeriza debe uno aprender a acomodar al bebé y como tomar el seno para poder colocarlo de manera adecuada para que al bebé se le facilite el tomar entre sus labios el pezón. Al principio la leche será poca, debido a que se necesita de la estimulación de las glándulas mamarias. Esta se realizará a través del calor de la boca del bebé y de su succión, lo cual irá generando más producción de leche; también la primera leche que sale es de un color amarillito, éste es el calostro, lo cual le ayuda al bebé a reforzar sus defensas para que sea menos propenso a enfermarse durante los primeros seis meses.

Será necesario que la alimentación del bebé sea cada tres horas por lo menos, y que se permita que él succione durante el tiempo que lo desee, ya que esto es debido al apetito que tiene. También es necesario que la alimentacion de la madre sea cuidada, puesto que todos aquellos alimentos que consuman influirán en el sabor de su leche materna y de la influencia que ésta tenga en la digestión del bebé. Algunas recomendaciones son: no comer cítricos (como la naranja, toronja, mandarina, etc) ni picantes, para evitar dañar al estómago y la flora intestinal del bebé.

Leche de fórmula

Si lo que has decidido es no alimentar al bebe con leche materna, o simplemente no pudiste será necesario que le des leche de fórmula, pero no debes darle cualquier tipo de leche, es necesario que consultes al pediatra que atenderá al bebé, éste te aconsejará cual le puede sentar mejor a su estómago y en caso de que ésta fórmula no resulte, el médico le recomendará alguna otra para que el bebé se vaya alimentando.

Hay muchas marcas que se pueden consumir, y todas ellas contienen muchos nutrimentos para tratar de sustituir la leche materna, pero innegablemente ninguna tendrá la calidad suficiente para poder alimentarlo como si fuera ésta.

Una última recomendación

Es conveniente que observes como irás alimentando a tu bebé, si bien la recomendación del médico es un primer parámetro para saber cuantas onzas de leche tomará el bebé, es necesario que observes con cuanta frecuencia pide leche y si es necesario aumentarle la cantidad. Solamente tu como madre podrás saber lo que tu hijo necesita, a través de una buena asesoría y mucha observación.