Pechuga de pollo al ajillo

Pechuga de pollo al ajillo

¡El pollo es una maravilla! Con él puedes hacer infinidad de recetas a tu gusto y preferencia. Además de ser deliciosas y nutritivas, quedan perfectas para cualquier ocasión en nuestra mesa. ¿No nos crees? Entonces quédate y conoce como preparar la mejor pechuga de pollo al ajillo nunca antes vista.

Para esta receta de pechuga de pollo al ajillo necesitarás:

  • 2 filetes de pechuga de pollo frescos
  • 3 dientes de ajo
  • Una ramita de perejil
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de pimienta
  • 150 ml de vino blanco
  • Una cucharada de aceite de oliva (preferiblemente extra virgen)
  • 1 hojita de laurel (puede sustituir si así lo desea por unas hojitas de orégano)

(Ingredientes para dos platos)

Preparación:

Duración: de 5 a 10 minutos.

Tomamos los dos filetes de pollo y los condimentamos con sal y pimienta y un poco de harina de trigo. Los dejamos reposar en un recipiente. Ponemos a calentar un sartén con aceite de oliva y los tres dientes de ajo picados finamente o machacados. Luego los retiramos y en su lugar colocamos los dos filetes de pechuga de pollo a saltear por ambos lados. Agregamos el ajo nuevamente en conjunto con el perejil picado finamente y la hojita de laurel. Vertemos el vino blanco seco y dejamos cocinar a fuego lento hasta que el vino se evapore.

Agregamos un poco de agua para conseguir una salsa de vino blanco espesa. Finalmente retiramos del fuego y servimos directamente al plato. Puede acompañar esta receta con puré de papas, arroz o ensalada. ¡Disfrute de una deliciosa pechuga de pollo al ajillo en compañía de ese ser querido!