Regalos con cabeza para los recién nacidos


Una canastilla para el recién nacido que ilumina hoy nuestro día

Durante todo el proceso del embarazo nos pasamos pensando en como será el momento en que por fin demos a luz, sobre todo si es el primer bebé, pues todo te resulta nuevo, nos llena de curiosidad y de cierto temor; sin embargo, el solo hecho de poder conocer a nuestro bebé nos llena de felicidad. En el anterior post te decíamos cómo regalar con cabeza

La ropita del recién nacido

A lo largo de los nueve meses, puedes ir adquiriendo poco a poco lo que necesitas, por ejemplo: ropa como camisitas, calcetines, pantaloncitos, mamelucos, baberos, fajitas, guantes, entre muchas cosas más. Algunas tiendas de ropa de bebés suelen hacer alguna canastilla recién nacido con una gran variedad de estas prendas para poder darles una idea a las madres inexpertas. Lo más recomendable es comprar ropa con un poco de variedad en tamaño, es decir, algunas pequeñas como talla cero, otras en talla uno y dos, puesto que el bebé en cuestión de semanas crecerá muy rápido, estirará y también engordará un poquito, esto es debido a la adaptación que se estará dando en su nuevo ambiente.

Una vez que ya se tenga la ropa del bebé, la deberás lavar con detergentes que no sean demasiado agresivos, luego, según algunas tradiciones, debes plancharlas; todo esto es con el fin de eliminar cualquier germen que puedan tener las prendas, para que el recién nacido no adquiera ninguna enfermedad pronto.

Comprar o no biberones

También será necesario que contemples dentro de tus compras algunos biberones de cuatro onzas y otros de ocho. Aunque vayas a amamantar a tu bebé, tendrás que ir intercalando el uso del biberón en algunas ocasiones, pues la mayoría de las mujeres sufren de agrietamiento de los pezones al amamantar, debido a la fuerza y frecuencia con que lo hacen los bebés, y para evitar lastimarte será necesario que en algunas ocasiones la recién mamá se auxilie de un tiraleche (aparato que venden en las farmacias para poder extraer la leche de los senos) para poder extraer el líquido y ponerlo en un biberón.

Para la higiene de los biberones será necesario comprar un esterilizador, que puedes ser una tradicional biberonera (olla vaporera con aditamentos especiales para poder colocar los biberones y hervirlo a baño maría en la estufa); o un esterilizador para horno de microondas.

Este tipo de cosas por lo general no se adquieren en alguna canastilla de recién nacido, a menos que te lo obsequie alguna amiga o familiar, así que no hay que confiarse y mejor adquirirlo.

Algunos otros detalles para la higiene del bebé

Algunas cosas que no debes olvidar son el jabón hipoalergénico para bebés recién nacidos, talco, shapoo, peine, corta uñas, todo aquello que sea útil para poder darle un buen baño a los recién nacidos y mantenerlos limpios. Venden también una especie de sillas para el baño, donde prácticamente sientas a los bebés para que no corras el riego de que al bañarlos se te resbalen; además también puedes adquirir unas esponjitas para irlos enjabonando y después rosearles con ello el agua para enjuagarlos.

Este tipo de cosas la mayoría de los pediatras los regalan en alguna canastilla para el recién nacido, aunque algunas veces lo que obsequian son muestras de estos productos. Otra cosa que podremos encontrar en la canastilla recien nacido son algún paquete de pañales para recién nacido los cuales son muy pequeñitos, y no todos los bebés los utilizan, pues dependerá del tamaño y peso con que nazcan; así que puedes comprar un paquete de la etapa uno para que lo tengas de reserva por cualquier cosa.

Teniendo todo esto estamos listas para poder recibirlo llena de amor y muchas ilusiones.